Famosos Pastores son apresados por la Policia por estafar a fieles por U$S 15 millones

Los pastores evangélicos Alencar Santos Buriti y Osório José Lopes Junior fueron arrestados el viernes por los sospechosos de obtener 15 millones de dólares aplicando golpes en fieles de Goianésia, en la región central de Goiás, según la Policía Civil, que había ganado un título de 1.000 millones de reales, pero necesitaba reunir fondos para conseguir recibirlo. Un tercer sospechoso también fue detenido.

En una entrevista con el G1, el delegado Marco Antonio Maia Júnior, responsable de las investigaciones, afirmó que para recibir el dinero de las víctimas, los religiosos prometían a quien colaborara, beneficios de hasta 10 veces del valor aplicado. Él reveló que los residentes llegaron a vender su propia casa para ayudar a los pastores, y hacer la inversión.
“Ellos alegaban, y continúan con esta versión, que ganaron el título billonario después de hacer oraciones para el hijo de un granjero rico de Roraima, que habría alcanzado la gracia deseada. Los pastores afirmaban que necesitaban agar fondos para montar una oficina de cobro y recibir los recursos “.

El abogado defensor de los religiosos, Edemundo Dias, dijo por teléfono al G1 que tuvo acceso a la encuesta el viernes y que aún está analizando. Días afirmó que los clientes colaboraron con las investigaciones, por medio de testimonios, y que, desde el punto de vista de la defensa, no hay motivo para que permanezcan presos.
“Estamos examinando la investigación. Ellos alegan que tiene un crédito y tiene un contrato de confidencialidad. Además, afirman que las personas que prestaron, prestaron conscientemente, es decir, no engañaron a nadie. “Vamos a pedir la revocación de la prisión, para que ellos respondan en libertad y puedan saldar la deuda con los acreedores”, dijo el abogado.

Los pastores Alencar y Osório fueron arrestados en el marco de la Operación Habacuc, en la mañana del viernes, en Goianésia y Leopoldo de Bulhões, en la Región Metropolitana de Goiânia. Además de los líderes religiosos, un fiel, identificado por Adilson Ney Lopes, fue arrestado sospechoso de ayudarlos en el esquema.

Según el delegado, hasta ahora se han identificado 30 víctimas. Hay la sospechosa de que el esquema haya hecho víctimas en otros estados de la Federación.

“Esta fue una etapa inicial. Después del caso, ya estábamos recibiendo informaciones de víctimas en Uruaçu, otros municipios goianos, e incluso fuera del estado. Son personas que vendieron sus propias casas, haciendas y pequeñas propiedades rurales de sus familias, y lo entregaron todo en manos de los pastores “, reveló.

La mujer del pastor Osório llegó a ser detenida, pero fue liberada tras ser escuchada por la policía.
Conforme a la corporación, el trío va a responder por asociación criminal, estelionato y lavado de dinero.

Ostentación

La investigación apuntó que los dos pastores ostentaban dinero y poder, en Goianésia. Según el delegado, el pastor Osório vivía en una casa de lujo en la ciudad, y llegaba a alquilar helicóptero para viajar de la ciudad a otras regiones. La Policía Civil identificó, por medio de la quiebra del secreto bancario, que los religiosos trasladaron R $ 20 millones en el banco.
“Es una cantidad muy grande que aún no hemos podido identificar dónde se detuvo. Pero ellos tenían una conducta de mucha ostentación en la ciudad. Uno de ellos llegaba a tener 5 guardias de seguridad dentro de casa. Ellos fundaron una empresa ficticia con capital de 1.000 millones de dólares. En fin, no sólo crearon una situación de que tenían mucho dinero, como lo mantenían todo con recursos de los fieles “, explicó.
investigaciones
La Operación Habacuc, cuyo término viene del nombre de un texto bíblico que habla sobre personas que lucran a costa del prójimo, comenzó después que algunos fieles, preocupados por no haber recibido el dinero en el tiempo prometido, resolvieron buscar a la comisaría.
Según el delegado, los golpes se aplicaron entre los años 2015 y 2017, pero sólo en el último año los fieles comenzaron a buscar la comisaría. Él cree que ahora, con la repercusión de la prisión de los dos, la policía debe identificar más víctimas.
“Sólo dos años después de haber invertido, y sin recibir el retorno, quedaron preocupados, porque habían apostado todo en aquello con la esperanza de tener ganancias, entonces vinieron a buscar a la gente y empezamos a averiguar. Con el andar de las investigaciones y quiebra del secreto, estuvimos ante todo este golpe aplicado a los fieles “, afirmó.

Comments

comments