Dias de Lot: Madre e hijo Contrajeron Matrimonio y la ley los obligó a Divorciarse para luego Detenerlos

La estadounidense Monica Mares, de 36 años, y su hijo, Caleb Peterson, de 19, fueron condenados por unirse en matrimonio por un jurado de la ciudad de Clovis, en Nuevo México, en Estados Unidos. La pareja, que fue tema en la prensa internacional cuando los dos asumieron la relación, tendrá que separarse y quedarse sin contacto.

De acuerdo con la cadena de televisión estadounidense NBC News, Monica y Peterson se declararon culpables de la acusación para lograr un acuerdo judicial y, por lo tanto, no quedarse presos. La condena podría llegar a 18 meses de detención.

Por orden del juez, divulgado el pasado miércoles, deben permanecer un año y medio sin comunicarse y serán acompañados de cerca por autoridades. Después, deberán quedarse otro año y medio sin ningún contacto, pero sin acompañamiento.

– Ad –

El juez decidió no arrestar a madre e hijo porque ninguno de los dos tenía paso por la policía. Además, el magistrado sugirió que ellos busquen ayuda psicológica mientras cumplen la pena en libertad.

Monica y Peterson decidieron asumir la relación el año pasado para traer a la luz lo que llamaron “atracción genética sexual”, tras ser denunciados a la policía por un vecino que descubrió la implicación entre ellos.
 
Madre de nueve hijos, Monica entregó a Caleb para su adopción cuando era sólo un bebé. Pero en 2015, según ellos, los dos se enamoraron pocas semanas después de su reencuentro.

“Él es el amor de mi vida, y no quiero perderlo. Mis hijos lo aman, así como toda mi familia. Nada puede separarnos, ni la justicia, ni la cadena “, dijo la mujer en una entrevista exclusiva el año pasado.

– Ad –

La madre cuenta que, al principio el abrazo fue sólo maternal. “Fue casi amor a primera vista, pero primero fue amor de madre. Él vino a casa a vivir conmigo, y estábamos felices como madre e hijo “, cuenta Mares. Pero, después los “sentimientos locos”, como la americana describió, emergieron.

La mujer también contó sobre la primera vez que los dos hablaron sobre sus sentimientos. “Primero le dije: ‘Lo siento, no sé cómo va a reaccionar a eso. Soy tu madre y tú, hijo mío, pero me estoy enamorando de ti. Entonces él respondió: ¿Quieres saberlo? Yo también. “Tenía miedo de contarte”.

Aún por orden judicial, Monica tendrá que quedarse sin contacto con sus demás hijos, mientras cumple la sentencia.

Comments

comments